record-guiness

En el verano de 2016, dieciocho años después de haber empezado, la cosa se truncó: faltaron 202 escanciadores para que Gijón batiese el récord mundial (que no Guinness) de escanciado simultáneo. En todos estos años, la cita se ha convertido en tradicional del verano; y el récord, en el más emblemático de la región. Al menos hasta la consecución ayer, en Avilés, del récord Guinness por la Comida en la Calle.

Es evidente que récords se han batido muchos y en todo tipo de disciplinas: la más obvia es la deportiva, aunque también contamos con un hombre de récord en donación de sangre, Francisco Villazón, uno de los mayores donantes de España.

Como estrategia y afición, el libro de los Récords Guinness se ha convertido en sus casi setenta años de historia en una institución: es el libro con derechos de autor más vendido del planeta, está presente en todo el globo e instituciones, ciudades, países y particulares pugnan por hacerse con su mordisco de gloria. Gijón no es la única; Avilés no es la última… He aquí los récords Guinness de Asturias.

Corchos, corchos y más corchos

Los récords astures se inauguran en diciembre de 2001, el día de Navidad. Fue cuando Antonio Fontella Blanco y Rosa María Valdés Díaz, de Oviedo, solicitaron el récord Guinness a la mayor colección de corchos de botella del mundo. Se confirmó en marzo del año siguiente, cuando contaban con 744 corchos de 284 marcas de sidra natural asturiana.

Sobre patines

El año que viene hará una década de uno de los grandes acontecimientos deportivos acaecidos en Gijón: el Campeonato del Mundo de Patinaje de Velocidad de 2008. Tal fue su repercusión y magnitud que incluso cuatro años más tarde tres economistas estudiaron su impacto económico.

Pero este campeonato también dejó un récord Guinness en la ciudad, que aún consta en la base de datos del Libro: el del mayor número de naciones participantes en un Campeonato del Mundo de Patinaje de Velocidad. 57, exactamente.

…y el escalador más veloz del mundo

En 2014, también en Gijón, se batió otro récord que sigue intacto: el de la escalada de quince metros más veloz. Fue cuando la ciudad acogió, en septiembre de aquel año, el campeonato mundial que cada dos años organiza la Federación Internacional de Escalada Deportiva. Entonces, el ucranio Danyl Boldyrev logró escalar los quince metros en unos mareantes 5,60 segundos.

El mayor pez del mundo… robótico

Y otro récord «heredado», que se batió en Gijón. En este caso, el del mayor pez robótico del mundo, que medía metro y medio de largo y que el BMT Group, de Reino Unido, vino a probar a la bahía en mayo de 2012.

El animal tiene por objetivo medir la contaminación de las aguas, es autónomo y está diseñado para no interferir con la vida marina. De modo que, comprobado que se desempeñaba sin dificultades, dejó otro récord en la ciudad.

Bonus: El Príncipe más alto

En efecto, el actual Rey de España, entonces heredero, se hizo en el año 2001 con el Récord Guinness del heredero a la corona más alto del mundo, con su 1,97 metros de estatura que lo alejaban por solo cuatro centímetros de Manuel Filiberto de Saboya (que mide 1,93) y seis del Príncipe Guillermo (que mide 1,91).