---- Cómo hacer la maleta perfecta | Asturmix

Cómo hacer la maleta perfecta

Una tarea aburrida y complicada que les genera estrés a algunos, pero que, con unos simples trucos, puede llegar a ser un juego de niños.

Viajar puede ser una de las experiencias más enriquecedoras, pero hacer la maleta se convierte a veces en la peor pesadilla del ser humano. No solo es una tarea tediosa, sino que además uno se encuentra con limitaciones de peso y espacio que hacen que la labor sea más complicada recorrer la Muralla China en dos horas.

Sin embargo, existen una serie de trucos muy fáciles que te ayudarán a hacer la maleta perfecta sin morir en el intento:

– Lo principal es planificar qué vamos a llevar: adiós a los ‘porsiacasos’. Incluso, si es necesario, nos probamos los looks“ previamente para no tener dudas de cómo quedan.

– Nunca, jamás, volver a abrir el armario en busca de más cosas una vez decidido qué meteremos en el equipaje.

– A la hora de hacer la maleta, se meten las cosas duras primero, es decir, abajo del todo. Luego rellenaremos los huecos sobrantes con la ropa interior hasta hacer que la capa quede plana.

– A continuación irán las prendas que menos ocupen y no importe que se arruguen.

– Los complementos, medicamentos y otros objetos pequeños los meteremos en bolsitas para que estén localizados y se puedan meter en cualquier esquina.

– Los cosméticos y productos de higiene deben ir en bolsas transparentes porque así lo exige la normativa de aviación, si vamos a llevar maleta de mano. Si facturamos, es también una buena idea porque permiten ver lo que necesitamos de cada neceser de forma muy rápida.

– No llevar los productos de higiene en su envase original. Es muy práctico comprar ‘mini tallas’ o botes pequeños y rellenarlos. Eso sí, no olvides poner film transparente debajo del tapón para evitar que un derrame inoportuno te arruine todas tus pertenencias.

– Un truco muy útil es enrollar las prendas que se arrugan.

– A la hora de colocar el resto de la ropa iremos creando capas, extendiendo cada pieza. Esto sirve para aprovechar al máximo el espacio.

– ¿Qué hacer con lo que ocupa demasiado? Nos lo ponemos para el viaje.

– Y lo más importante: no llenar nunca la maleta a tope porque cuando estamos fuera siempre compramos algo y necesitaremos dónde meterlo.