La huella de la minería en Asturias es tan profunda que incluso ha redibujado su paisaje. Lo ha hecho desde los tiempos del Imperio Romano, época en la que se explotaban en la región varios yacimientos de oro, hierro y plomo. Con los siglos, la minería aurífera dejó paso a la industria del carbón, que aún hoy sustenta a pueblos enteros. Y no solo con la extracción de mineral, sino con el turismo. Pozos y galerías cerradas, castilletes y construcciones en desuso se abren al público para dar a conocer el trabajo y la vida en torno a la mina. Cojan el casco y anímense a descubrir la Asturias subterránea.

1. Pozo Sotón (San Martín del Rey Aurelio)

pozo-soton1

La experiencia minera más auténtica que se oferta en Asturias tiene como escenario el pozo Sotón. Declarado Bien de Interés Cultural, forma parte de la lista de los cien elementos de patrimonio industrial más representativos de España. Sus instalaciones exteriores (castilletes, casa de máquinas, sindical…) pueden conocerse de forma gratuita con un recorrido guiado que se desarrolla todos los martes del año y que nada tiene que ver con la entrada a las galerías. Ni siquiera pueden reservarse para el mismo día. La visita al interior del pozo, calificada como turismo de aventura, transcurre por las plantas octava, novena y décima, hasta superar los 550 metros de profundidad, lo que exige una charla previa sobre seguridad, un cambio de ropa y la colocación de un equipo-rescatador y de una lámpara de luz. Se trata de un recorrido exigente de cuatro horas de duración para el que existen una serie de limitaciones físicas y precauciones médicas. Además, no se permite la participación a menores de 16 años y se exige puntualidad: 8.20 horas.

2. Museo de la Minería y de la Industria de Asturias (El Entrego, San Martín del Rey Aurelio)

mumi

A unos kilómetros del pozo Sotón se encuentra el Museo de la Minería y de la Industria (MUMI), una buena alternativa para conocer la experiencia minera. Este equipamiento ofrece la posibilidad de descender en una ‘jaula’ para emprender un recorrido de un kilómetro que permitirá descubrir, mediante varias recreaciones, cómo se trabajaba en el pozo. Para ello, se le dotará del equipo adecuado. La visita se puede completar los fines de semana con un viaje en el tren minero hasta el socavón de la mina San Vicente. La amplia muestra sobre la historia y tecnología de la extracción del carbón en Asturias completa la visita al MUMI.

3. Ecomuseo Minero de Samuño (Langreo)

samuno2

Descubrir el valle minero de Samuño sí es una experiencia para toda la familia. La visita comienza en El Cadavíu, donde espera el antiguo tren minero que, tras un recorrido de unos dos kilómetros (parte de él, subterráneo), le llevará hasta el pozo San Luis, cuyo castillete, de 28 metros de altura, es una de las construcciones más destacadas de este Bien de Interés Cultural. Antes, hará un alto en el socavón Emilia, una galería de más de un siglo de antigüedad, cuya visita es una de las experiencias más destacadas de este singular viaje. La ruta puede acabar en el pueblo de La Nueva, construido por familias mineras, o volviendo a El Cadavíu a pie, a través de un sendero que transcurre por el antiguo itinerario del ferrocarril.

4. Poblado minero de Bustiello (Mieres)

bustiello2

El recorrido por el pasado minero de la cuenca central asturiana tiene otra parada en el antiguo poblado de Bustiello, construido entre 1890 y 1925 por la Sociedad Hullera Española como lugar de residencia de empleados e ingenieros destacados. Un guía le acompañará en su caminar por este conjunto y le ayudará a descubrir todos los detalles de las casas, la iglesia, la escuela o el casino desde una perspectiva histórica y artística. Ante de iniciar el paseo, no obstante, se recomienda visitar el Centro de Interpretación ubicado en la casa de Don Isidro, que permite un primer acercamiento tanto al trabajo en la mina como a la vida en el poblado. Aquí es donde el visitante conforma su ruta, ya que puede elegir si descubrir solo Bustiello o incluir el socavón La Rebaldana, el polvorín Fortuna y el pozo Espinos, ejemplo de explotación hullera.

5. Museo de la mina de Arnao (Castrillón)

mina-arnao

Solo tres datos son suficientes para resaltar el valor histórico y patrimonial de la mina de Arnao: es la explotación de carbón mineral más antigua de la Península, el pozo vertical más antiguo de Asturias y la única mina submarina de Europa. El descenso en la ‘jaula’ y el interesante recorrido guiado por las galerías, cuya actividad cesó en 1915, constituye el broche de oro a un recorrido que comienza en el Centro de Interpretación de la Mina, acondicionado en el antiguo casino obrero. A través de diversos materiales, el visitante se adentra en la historia de la industria de la minería asturiana y de la vida cotidiana de quienes trabajaron en los pozos. En este espacio expositivo destacan los restos del primer ferrocarril documentado de España y, en el exterior, el castillete de madera, declarado Bien de Interés Cultural, y la locomotora ‘Eleonore’, una de las máquinas de vapor más antiguas del país.

6. Castillete del pozo San Jerónimo (Teverga)

teverga-san-jeronimo

En el concejo de Teverga llegó a haber medio centenar de explotaciones de las que hoy solo quedan recuerdos. Un grupo de vecinos, liderados por la Asociación de Jubilados y Pensionistas, decidió hace unos años dar a conocer ese pasado de esplendor industrial y promovió la recuperación de espacios y la organización de un recorrido guiado de casi hora y media de duración que lleva al visitante a descubrir construcciones como el castillete del antiguo pozo de San Jerónimo, localizado a dos kilómetros de San Martín y próximo a Santianes. Con más de 20 metros de altura, fue restaurado en el año 2001 para devolver el lustre a una construcción que quedó en desuso en 1993. La visita a los recursos mineros de Teverga también permite conocer la sala de máquinas y disfrutar de una colección de 150 fotografías que dan cuenta de la historia.

7. Pena Teixeira, Excomulgada, Arruñada y A Carmina (San Martín de Oscos)

mina-carmina

La industria extractiva tampoco es desconocida en la comarca de Los Oscos. San Martín, de hecho, ofrece una ruta que acerca al visitante a los restos de varias minas de hierro, plomo y oro cuya explotación se remonta a la época romana. Son Pena Teixeira, Excomulgada, A Carmina y Arruñada, que conforman un itinerario de 36 kilómetros de longitud que combina trayectos en coche y a pie. Además de admirar el entorno desde los distintos miradores naturales acondicionados a lo largo de la ruta, el visitante puede adentrarse varios metros en la antigua galería de Pena Teixeira, buen ejemplo de la minería de la comarca, y estudiar los restos de las construcciones auxiliares de la mina Excomulgada (incluida la casa del ingeniero jefe) y del teleférico que facilitaba el transporte de los calderos cargados con el mineral que se extraía de mina A Carmina (principalmente, galena). El visitante también puede adentrarse unos metros en esta antigua galería y descubrir los restos de algunas infraestructuras útiles para la extracción de la materia prima.

8. Covas d’Andía (El Franco)

covas-andia

Las Covas d’Andía constituyen uno de los ejemplos más sobresalientes del impacto de la minería en la transformación del paisaje. Las técnicas de explotación romanas, que combinaban fuego y agua para fracturar la roca, y el arrastre de los sedimentos con el mineral a través de conducciones artificiales de agua erosionaron la ladera formando cavidades y socavones. La singularidad del paisaje que hoy conforman las sorprendentes formas de la roca y la densa vegetación que ha recuperado su espacio explica que el enclave fuese declarado Monumento Natural en el año 2002. Comenzó así una nueva etapa para un yacimiento aurífero que se explotó  entre los siglos I y II d. C. Su visita solo se puede realizar con guía, previa reserva.

9. Aula del Oro (Belmonte)

aula-belmonte

Belmonte es el único concejo de Asturias en el que se mantiene activa una mina de oro. Se trata de la explotación de Boinás, cuyos recursos se explotaban ya en época romana. Esa histórica vinculación con la actividad minera del concejo se repasa en el Aula del Oro de Belmonte, un espacio expositivo que ofrece una buena aproximación a la minería prehistórica europea, las técnicas que los romanos emplearon en el Occidente de Asturias y el norte de León (destaca una maqueta de seis metros de Las Médulas) y la tecnología que se ha empleado en los últimos años en el concejo.

10. Museo del Oro de Asturias (Navelgas, Tineo)

museo-oro-navelgas

El complemento ideal al equipamiento belmontín es el Museo del Oro de Asturias, la referencia del Principado para todo aquel que quiera descubrir la historia e importancia de este mineral. Su extracción y características, su historia y su manipulación son algunos de los aspectos que se abordan en este pequeño museo tinetense, conocido internacionalmente por los campeonatos de bateo de oro que se celebran anualmente en Navelgas. De hecho, esta ancestral práctica ocupa una de las plantas del equipamiento y centra la mayor parte de las actividades que promueve. Una apuesta ganadora para disfrutar en familia.