Lejos de caer en el olvido o de quedar relegada frente a costumbres de nuevo cuño, la tradición belenista arraiga en Asturias. Algunos nacimientos son todo un referente para los de casa y los de fuera, como el de Oviedo o el del Jardín Botánico de Gijón, y otros aspiran a serlo. De hecho, cada año son más las localidades que programan actividades en torno a composiciones navideñas con los que sorprender a los visitantes. ¿Le apetece una ruta de los belenes por el Principado? Les señalamos diez paradas.

1. Inspirado en Oviedo

Si hay un belén imprescindible para la Navidad en Asturias, ese es el de Oviedo. Instalado en la plaza de Trascorrales, este año está formado por 240 figuras de estilo napolitano que parecen cobrar vida en un escenario inspirado en el casco histórico de la capital asturiana. De hecho, son reconocibles espacios y edificios como las plazas de la Catedral y de Trascorrales o el convento de Santa Clara. El belén está abierto hasta el 6 de enero: de lunes a viernes, entre las 11 y las 14.30 y de 16 a 21 horas; los domingos y festivos, de 11 a 21 horas.

2. El agua fluye en el Antiguo Instituto

Un acueducto que conduce el agua hasta un riachuelo en el que se colorean telas es la estructura dominante del ‘Belén de los tintoreros’, la recreación llevada a cabo por la Asociación Belenista de Gijón en el Antiguo Instituto. Sin olvidar los detalles tradicionales del Portal, los Magos y los pastores, este belén representa un escenario urbano en el que el agua adquiere un gran protagonismo. Puede visitarse hasta el 7 de enero de 11 a 14 y de 18 a 21 horas de lunes a sábado y de 11 a 14 horas los domingos y festivos. Los días 25 de diciembre, y 1 y 6 de enero estará abierto de 18 a 21 horas.

3. A tamaño natural en el Jardín Botánico

Uno de los belenes más populares de Asturias es el  que cada año se monta en el Jardín Botánico de Gijón. Parte de su atractivo reside en su tamaño. Y es que está formado por 32 esculturas a tamaño natural que parecen acompañar a los visitantes en su recorrido por el parque. Creadas por el artista Miguel Álvarez ‘El Ponticu’, las piezas, que representan tanto el Portal como oficios tradicionales, se distribuirán este año por el Jardín de la Isla. Este belén monumental se inaugurará el sábado, 16 de diciembre, y podrá visitarse hasta el 7 de enero.

4. Doble cita en Avilés

Los aficionados a los belenes tienen una doble cita en Avilés. Por un lado, el tradicional belén monumental, que este año estrena ubicación bajo el arco central del pórtico de la iglesia de San Nicolás de Bari; por otro, la exposición de nacimientos, que se traslada a la calle La Fruta. Esta muestra, que reúne una docena de composiciones de diferentes épocas y estilos, podrá visitarse desde el 19 de diciembre, a las 17 horas, hasta el 6 de enero en horario de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas. El cierre se adelantará una hora los días 24 y 31 diciembre.

5. De ruta por Llanes

En coche, en bicicleta o a pie. Llanes ofrece cinco rutas para disfrutar de hasta ochenta belenes instalados en iglesias y capillas de Nueva y sus alrededores. Los vecinos de la parroquia de San Jorge son los impulsores de esta iniciativa que nació hace tres años con poco más de veinte nacimientos, lo que pone de manifiesto el interés creciente por esta actividad. Quienes se animen a realizar alguna de las rutas propuestas pueden solicitar un guía que les desvele todos los detalles de estas composiciones. Una de las más curiosas está en la iglesia de Pría, donde se han reunido representaciones de varios países. Estarán instaladas hasta el 7 de enero.

6. Historia, artesanía y ‘clicks’ en Villaviciosa

Cuatro paradas tiene la tercera ruta de los belenes de Villaviciosa, una iniciativa consolidada ya en la programación navideña del Oriente de Asturias. El llamado ‘Belén de la Oliva’, instalado en la sede de la Fundación José Cardín, lleva la firma de Nicolás Rodríguez Martín y reúne un centenar de figuras en una superficie de cincuenta metros cuadrados. La Casa de los Hevia, por su parte, acoge dos composiciones: un belén hebreo, realizado por la Asociación Belenista de Oviedo con figuras hechas a palillo por el artista gaditano Francisco Javier Guilloto, y un belén realizado con ‘clicks’ de PlayMobil por Sergio Cardín. La ruta permite visitar también los belenes instalados en el monasterio de las Clarisas y en la iglesia de Santa María, realizado por Ovidio Vecino. Sin duda, propuestas para todos los gustos.

7. Nuevo camino en Candás y belén marinero en Luanco

La organización de estas actividades como promoción del concejo en esta época del año es la apuesta de la nueva Asociación Belenista de Candás, que este año ha organizado la primera ruta de los belenes de la villa. El itinerario transcurre por la Casa Municipal de Cultura, el centro polivalante La Baragaña, la iglesia de San Félix, el parque de Les Conserveres y el Teatro Prendes y permitirá disfrutar de composicones tradicionales, miniaturas y dioramas de diferentes estilos, muchos pertenecientes a colecciones privadas. La ruta puede disfrutarse hasta el 5 de enero. En el vecino concejo de Gozón destaca el conocido belén marinero de Luanco, cuyas figuras a escala natural volverán a lucir en la plaza de la Torre del Reloj.

8. 76 años de tradición entre Lastres

Un año más, y ya van 76, Lastres vuelve a presumir de belén. Se trata de una composición de gran valor, tanto por sus piezas como por la maquinaria que recrea su ambientación, que se expone en la iglesia de Santa María de Sábada. Está compuesto por más de 200 figuras y unas ochenta construcciones que recrean el pueblo hebreo, pero tiene ciertas reminiscencias de la villa llastrina. Este montaje se puede ver hasta medidos de enero. De lunes a sábado está abierto de 10.30 a 13 horas y de 15.30 a 18.30 horas; los domingos, de 10.30 a 13 horas. Otra parada obligada en el  Oriente está en Colombres, en la Casa de Piedra. La creación de los artesanos cántabros Nati Alonso y Mario Hortigüela, que han utilizado materias primas naturales, puede visitarse hasta el 7 de enero de lunes a viernes en horario de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas.

9. Lo rural se mueve en La Caridad

El cestero y el cunqueiro, el madreñero y el herrero son algunos de los oficios tradicionales representados en el Belén Popular Asturiano de La Caridad, el nacimiento más prestigioso del Occidente de Asturias. Creado por José Ramón Díaz en 1995, cuenta con más de un centenar de figuras móviles entre las más de 300 que se distribuyen en un decorado que representa un paisaje rural asturiano. Instalado en los bajos de la antigua Cámara Agraria, esta composición de casi cuarenta metros cuadrados podrá visitarse hasta el 6 de enero de 12 a 14 horas y de 17 a 20 horas. La entrada tiene un coste de un euro.

10. Figuras animadas en Zardaín

Hace casi tres décadas, un grupo de jóvenes de un pequeño pueblo de Tineo decidió montar un belén con unas figuras halladas en la sacristía de la iglesia. Con el tiempo, este nacimiento fue creciendo y hoy es uno de los más visitados del Occidente. Y es que el Belén Popular de Zardaín cuenta con una treintena de figuras dotadas de movimiento y distintos efectos meteorológicos, lo que le confiere un dinamismo especial. Este montaje cuenta también con diversos elementos inspirados en la vida tradicional de los pueblos asturianos. La composición, instalada en el teleclub del pueblo, abrirá sus puertas este domingo, 17 de diciembre, a las 12 horas, y podrá visitarse hasta el 11 de febrero.