El surf se ha convertido para muchos en un estilo de vida. Los surferos tienen en la mente durante todo el día a las olas, el mar… Por ello, la conexión entre el surfero y la ola es brutal. Son personas que solo piensan en surfear y su vida gira en torno a eso. Madrugar antes de ir a trabajar para poder hacer surf o dejar de lado el salir por la noche hasta tarde son algunos de los ejemplos de superación y motivación que posee este deporte.