Por la gente, las playas, la comida o ¡la folixa! Hay muchas razones para elegir la costa asturiana como destino de vacaciones y las celebraciones populares están en los primeros puestos de la lista. A falta de unas semanas para que comience el calendario festivo del verano, aquí van diez citas que no te puedes perder en algunos de los pueblos marineros más emblemáticos del Principado.

1. La Virgen de la Guía en Llanes

guia-llanes

Llanes se viste de gala cada 8 de septiembre para honrar a la Virgen de la Guía, cuya imagen es llevada en procesión la noche anterior desde la capilla a la basílica. Acompañan al paso centenares de mujeres ataviadas con la mantilla y la flor del Bando de la Guía, el nardo. En su regreso a la ermita, la imagen va escoltada por una comitiva de llaniscas, gaiteros y grupos folclóricos que hacen de esta cita una de las mayores expresiones de asturianía del año.

2. San Roque en Lastres

sanroquelastres

Pueblo marinero por excelencia, Lastres rinde tributo a la mar el día de San Roque. Es el 16 de agosto, pero los actos centrales suelen celebrarse unos días después. Uno de los momentos más emotivos de estos festejos es la procesión del santo hasta la capilla y la quema del ‘xigante’, un muñeco  que representa alguna de las quejas o reivindicaciones que hayan marcado el último año de los llastrinos. Otra cita ineludible es la que tiene como protagonista al juego de la cucaña, que concentra en el puerto a centenares de aficionados que aplauden a quien consigue llegar al final del palo suspendido sobre el agua y, sobre todo, a quien acaba con un buen chapuzón.

3. El desembarco de Carlos V en Tazones

tazones-carlosv

No es su santo patrón, pero su nombre está tan ligado a su historia que es recordado cada último domingo de agosto. Y a lo grande. Ropas de épocas, música y bailes medievales, oficios y viandas tradicionales transforman el colorido puerto de Tazones en el enclave del siglo XVI en el que desembarcó el emperador Carlos V en 1517. La representación de la llegada del monarca es el punto álgido de una jornada de recreación histórica que ya es de Interés Turístico del Principado.

4. El Festival de la Sardina en Candás

sardinas-candas

Sidra y sardinas. Es el menú con el que los candasinos celebran San Félix. El día grande es el 1 de agosto, cuando tiene lugar el Festival de la Sardina, en el que miles de vecinos y visitantes se concentran en el paseo de San Antonio para disfrutar de la comida típica de una fiesta declarada de Interés Turístico. Otro de los grandes hitos de estos festejos es la regata de las Coses que Floten, que reúne en las aguas del puerto a divertidos y originales artilugios en los que sus tripulantes tratan de mantenerse a flote. La diversión está asegurada.

5. El Carmen en Luanco

luanco

Un gran día en el verano de Luanco es el 16 de julio, día del Carmen, la patrona de los marineros. Las celebraciones, no obstante, comienzan unos días antes, con el pasacalle marinero en el que decenas de vecinos marchan hasta el muelle viejo luciendo los tradicionales trajes de mahón. La suelta del pato, el desfile de artilugios flotantes, el juego de la cucaña o el gran desfile de carrozas que suele cerrar cada año la programación son otros de los momentos que merece la pena disfrutar.

6. San Juan en La Arena

sanjuanlaarena

San Juan, San Telmo y la Virgen del Carmen bendicen cada 24 de junio las aguas del Cantábrico. Es el acto central de las fiestas patronales de San Juan de la Arena, donde los portadores de las imágenes visten  el uniforme de verano de la Armada, lo que da una imagen singular a esta histórica procesión. La celebración de esta localidad pesquera está ligada al inicio de la costera del bonito y al comienzo de la temporada de baños en la playa de Los Quebrantos y en los últimos años ha visto incrementado su atractivo con la participación de los niños que celebran su Primera Comunión. Está declarada Fiesta de Interés Turístico del Principado.

7. L’Amuravela en Cudillero

cudillero

La plaza de la Ribera de Cudillero se desborda cada 29 de junio con vecinos y foráneos dispuestos a seguir los versos con los que Cesáreo Marqués pone al día a San Pedro de todo lo que ha ocurrido en el concejo, el Principado y el país en el año precedente. Y lo hace en pixueto, desde una lancha varada, sin ocultar el humor y el sarcasmo que a menudo merecen los acontecimientos políticos y sociales que llenan diarios e informativos. El popular sermón de L’Amuravela, Fiesta de Interés Turístico, tampoco esconde la devoción de los pixuetos por su patrón, al que piden ayuda para tener un buen año de pesca y evitar los desastres en la mar. Sin duda, una de las citas más señeras de Asturias.

8. El Rosario en Luarca

rosario-luarca

15 de agosto. Luarca celebra las fiestas del Rosario y marineros, devotos y miles de turistas miran al mar con expectación. Esperan la marea que permitirá al ‘Mundaka’ levar anclas para el tradicional ‘saleo’ de la Virgen. La talla, llevada en procesión desde la iglesia parroquial hasta el muelle nuevo por miembros de la cofradía de pescadores (todos con camisa blanca y pañuelo de color al cuello), es cargada en el barco, que navega hasta superar los espigones del puerto para homenajear a los fallecidos de la mar. Decenas de lanchas y barcos pesqueros, debidamente engalanados, escoltan al ‘Mundaka’ en una de las procesiones marineras más destacadas de Asturias.

9. Las Telayas en Puerto de Vega

telayas-puertovega

Las fiestas de Las Telayas y la Telayina es la gran cita festiva de Puerto de Vega. Se celebran los días 8, 9 y 10 de septiembre y ofrecen siempre música, comida típica y devoción marinera. El día de La Telayina (9 de septiembre), la imagen de la Virgen es llevada en procesión hasta la cofradía de pescadores, donde el mayordomo saliente entrega el ramo a su sucesor, que guardará la talla hasta el año siguiente. Este es uno de los actos más emotivos de unas fiestas que finalizan con la jira a la playa de Frexulfe. Todos los participantes marchan juntos hasta el arenal desde el centro de la villa, en un desfile lleno de color y diversión.

10. Alfombras florales de Castropol

castropol

Pétalos, semillas, conchas, pequeñas piedras y arena coloreada. Son los ingredientes principales de las alfombras florales que, con motivo del Corpus Christi (este año, el 18 de junio), cubren las empedradas calles del centro de Castropol. Los tapices, que superan el kilómetro de longitud, tienen diversas formas y motivos, fruto de la creatividad e ingenio de los voluntarios que roban horas al sueño para llevar a cabo unas creaciones que han merecido la calificación de Fiesta de Interés Turístico. La tradicional procesión, en la que participan los niños y niñas que celebran ese día su Primera Comunión, pone el broche a una de las citas más aclamadas del occidente asturiano.