Un viaje en autobús y la mala educación de una turista francesa. Muy mala combinación, o si no que se lo digan a un militar tailandés, que fue el sufridor de la dejadez de la chica. La mujer se convirtió en todo un personaje en redes sociales por el olor de sus pies.

El militar tuvo que aguantar su mal olor durante todo el viaje, de Bangkok a Sukhothai. «El olor llenaba todo el autobús. Hacía mucho calor y empecé a sentir náuseas porque sus pies estaban cerca de mi cabeza», relató en sus redes el chico.

El joven también afirmó que hizo varios intentos para convencerla de que los bajara, pero la mujer simplemente lo ignoró.