scape-room-peque

Así es una sala de escape, una atracción física y real que ha multiplicado su presencia en Asturias en los dos últimos años. Una hora, una historia, mucho secretismo y no más de seis personas son los ingredientes del pasatiempo

Faltan un par de minutos para la hora en punto cuando llamamos al timbre y se abre la puerta con un chasquido. Somos cinco. Abandonamos la acera de la calle Joaquín Solís, en Gijón, para meternos en otro mundo, en una aventura que, sin más preámbulos, ya ha comenzado: esto es el Videoclub de los 80, una de las escape room o «sala de escape» (el término español aún no se ha asentado) más jóvenes de la docena que hay en Asturias, y que Jesús Arrieta y Aró González abrieron hace un mes. Pero el ritmo no cesa: la empresa Yurmuvi ha añadido una nueva sala en Oviedo hace apenas unos días.

En fin. A partir de ese chasquido, tenemos solo una hora para resolver el misterio y salir de allí…

Ni miedo, ni fuerza

La víspera, se ha creado un grupo de WhatsApp con algunas (muy pocas) instrucciones para los «investigadores»: que no usemos la fuerza, solo el ingenio; y que tenemos sesenta minutos para resolver el juego. Obviamente, no estaremos efectivamente encerrados y hay salidas de emergencia.

Los creadores de esta escape room, igual que en el resto de casos, aún tienen que esforzarse en explicar en qué consiste el pasatiempo y en despejar algunas dudas, pero por su propia naturaleza, no pueden desvelar la mayor parte del argumento o de lo que allí dentro va a ocurrir en la hora siguiente. Lo esencial, subrayan, es que no da miedo (aunque también las hay de este tipo) y en que es apto para todos los públicos. «Hay otra gente», añade Arrieta, «que cree que esto tiene algo que ver con los juegos de rol tan famosos en los 90, y para nada. Yo no he jugado en mi vida.»

En cambio, nada más entrar recibiremos las instrucciones completas y empezará a correr el tiempo. A partir de ese punto, y casi con total seguridad mediante la colaboración entre miembros del equipo, habrá que desenmarañar algunos acertijos, que culminan con la resolución del enigma completo.

El tiempo se va estirando a medida que pasan los minutos. Ellos se ocupan de modular la dificultad mediante pistas, si procedieran, y todo está calculado para que dé tiempo a hacerlo, sin que por ello no haya tensión y emoción asegurada durante esa hora: será el alimento de charla y comentario posterior, y de cierto anhelo, indisimulado y contagioso, por que haya más. Entre el pique por haberlo hecho mejor —nos faltaron unos pocos minutos— y las pruebas a las que se ve sometido el ingenio, la hora parece más larga.

Es precisamente este hecho —el hambre desatada y la imposibilidad de repetir sin perder la frescura del descubrimiento— lo que ha provocado que desde su invención en 2006 y su implantación en Europa en 2011 las salas de escape hayan proliferado como setas: los propios Arrieta y González fueron «víctimas» de la sala pionera en Asturias, Escape Real, en Gijón, hace casi tres años. Entonces, según explican, no les quedó más remedio que viajar a Bilbao o a León para probar con otras, y a partir de ahí surgió la idea de diseñar la suya propia. Esta cristalizó hace ahora un año: hoy, que abren sus puertas, ya hay otra decena larga en la región y una creciente base de seguidores. Según el foro especializado Escape Room Lovers, en España ya hay casi quinientos juegos disponibles, repartidos en 118 ciudades.

Una fiebre reciente

Escape Real inauguró la tendencia en Gijón en el año 2014, y ahora tienen la agenda casi llena para los próximos dos meses. En general, en las salas de escape se aceptan entre 2 y 6 participantes, y el precio oscila entre los 40 y los 70 euros por grupo. Es la tónica general, puesto que en este mercado más que competencia, hay colaboración: una vez «quemado» uno de los juegos, no hay más remedio que acudir al siguiente. Se está estudiando incluso crear una alianza para darlas a conocer de manera conjunta o proponer rutas, mientras que el panorama no deja de crecer: hay cinco salas en Gijón, cinco (una, recién reabierta) en Oviedo y cinco en Avilés (se prepara la apertura de otras cinco, añadidas a las existentes).

Acaba el tiempo. No lo hemos logrado, aunque ha faltado poco. Una foto, una felicitación y de vuelta a la calle. Por hoy, se acabó. Pero solo por hoy…

Las Escape Rooms de Gijón, Oviedo y Avilés, actualizadas (marzo de 2017)

Gijón

El misterio de Andrew Wolf
Empresa: Escape Real
Dónde: Calle Vicente Innerarity, 9, Gijón
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 48 y 72 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

El videoclub de los 80
Empresa: Baker Street
Dónde: Calle Joaquín Solís, 25, Gijón
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 48 y 72 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

La fuga de Drácula
Empresa: Yurmuvi
Dónde: Calle La Felguera, 1, Gijón
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: 50 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

El primer viaje
Empresa: Límite 60
Dónde: Calle Quevedo, 7, Gijón
Jugadores: De 2 a 8
Precio aproximado: De 50 a 112 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

Desafío Gijón
Empresa: Desafío Gijón
Dónde: Tirso de Molina, 10, Gijón
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: De 50 a 70 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

Oviedo

El retrato de Dorian (Antigua Escape Room Oviedo)
Empresa: Yurmuvi
Dónde: Avenida de Santander, 14, Oviedo
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: 50 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

Asalto al Nautilus
Empresa: Yurmuvi
Dónde: Avenida de Santander, 14, Oviedo
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: 50 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

La pitonisa
Empresa: La gran evasión
Dónde: Calle Helechos, 3, Oviedo
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 50 y 66 euros/grupo
Tiempo: 61 minutos

El embajador
Empresa: La gran evasión
Dónde: Calle Helechos, 3, Oviedo
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 50 y 66 euros/grupo
Tiempo: 61 minutos

La guarida pirata
Empresa: Hora de Escape
Dónde: Avenida Julián Clavería, 4, Oviedo
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 48 y 72 euros/grupo
Tiempo: 60 minutos

Avilés

Escape Room Avilés (Salas por niveles)
Nivel I y nivel II disponibles y tres salas en preparación
Dónde: Calle La Estación, 18, Avilés
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 48 y 60 euros/grupo y sala

La grieta (Capítulo 1 de Las celdas)
Empresa: Las celdas
Dónde: Gutiérrez Herrero, 52, Nave 101 (La Curtidora), Avilés
Jugadores: De 3 a 6, con posibilidad de añadir uno
Precio aproximado: Entre 48 y 85 euros/grupo

La casa de Sam
Empresa: Código: Escape
Dónde: Gutiérrez Herrero, 52, Local 105 (La Curtidora), Avilés
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 48 y 72 euros/grupo

La leyenda de la Cruz de la Victoria
Empresa: Objetivo Escape
Dónde: Fernando Morán, 1, Avilés
Jugadores: De 2 a 6
Precio aproximado: Entre 48 y 72 euros/grupo